Saluda a tus clientes y coloboradores de una manera única

navidad_solymail

Oh ya es Navidad!, corrección, estamos a pocos días de comenzar la Navidad. Bueno si, y la verdad que estoy ansioso por que me saluden, voy a admitirlo, me gusta que me saluden, ya sea por mi cumpleaños o fechas especiales, que me deseen éxitos,etc. ¿y a quién no?, creo que a todos nos gustan los saludos y estoy seguro que mucho más a ti. Por eso creo que esta fecha, deberías aprovechar para hacer algo diferente por tus clientes.

Seguro me dirás, los regalos son costosos y más aun en estás fechas, todo está por las nubes, no me imagino comprando un champagne para cada uno de mis clientes, me saldría muy caro, ni que decir de regalarle un pavo. Y te doy la razón, no todas las empresas pueden hacer o costear grandes regalos, hay empresas que recién empiezan y no podrían disponer de una gran presupuesto navideño. Además no todas las empresas disponen del mismo tipo de cliente. Al cliente que adquiere autos no le vas a dar un calendario de bolsillo y al cliente de un restaurante no le vas a regalar un auto.

Una alternativa económica y elegante por mucho tiempo ha sido el Email Marketing. SolyMail pone a tu disposición la mejor herramienta online para que puedas saludar a todos tus clientes de una manera rápida sencilla y personalizada a través del email.

Con SolyMail podrás :

  • Enviar emails personalizados (Estimado Marcos, te deseamos una Feliz Navidad)
  • Ver quién leyó u abrió tu email.
  • Podrás recibir respuestas directas a tu correo.
  • Podrás enviar miles de email en minutos.
  • Tendrás acceso a muchas plantillas navideñas.
newsletter_navidad

Que necesito?

  • Solamente una lista de contactos (correos de tus clientes)

Ahora ¿Por qué solo saludar a tus clientes?, también puedes saludar a amigos, compañeros de trabajo, colaboradores, todo aquel que tenga un email, no se perderá de leer tu mensaje. Anímate, llámanos ahora, escríbenos al formulario o chatea con nosotros y pregúntanos como empezar.

Muchas veces no hace falta un costoso regalo, sino un gesto sencillo para desear una Feliz Navidad.