Es el trabajo más díficil del mundo y no te pagan

Tener que trabajar 24 horas al día, los 7 días de la semana durante todo el año, sin descansos, sin días festivos y sin remuneración. Muy poca gente se pararía a plantearse siquiera una jornada laboral así, pero este emocionante corto demuestra que es un trabajo mucho más solicitado de lo que pueda parecer.

El trabajo más díficil del mundo, condiciones extremas

El puesto de trabajo, es gerente de operaciones, pero al parecer es más que eso.El corto inicia con una entrevista de lo más normal, por un puesto de trabajo que se realiza a través de internet, vía webcam. Todo parece normal hasta que el entrevistador comienza a mencionar las condiciones del contratro, que más parece un puesto de servidumbre que el de un empleo normal.

El trabajo mas dificil del mundo, webcam entrevista

Los requerimiento son tan extremos que la gente no se puede creer lo que escucha, alguno de ellos incluso pregunta si es legal. En el momento en el que dice que no se puede tener vida propia ni descanso alguno, las reacciones se empiezan a suceder una tras otra, algunos lo consideran demencial y otros cruel, pero casi todos coinciden en que no puede existir un trabajo así.

El trabajo más díficil del mundo es legal

El descenlace llega cuando el entrevistador asegura que a cambio de ese sacrificio tan inmenso no van a recibir absolutamente nada. Ante la estupefacción de los solicitantes, se les dice que en realidad hay millones de personas que tienen un trabajo así: las madres. El emotivo vídeo termina recordándonos que el día de la madre está cerca y que quizás debas agradecerla todo el trabajo con una tarjeta.

Este video ha sido realizado por una marca de tarjetas postales y ya ha superado los 17 millones de visualizaciones en youtube, a su vez ha provocado la reflexión de millones de personas. Nos invita a valorar un poco más a ese ser, que hace tanto por nosotros a cambio de nada.

Comparte este artículo o enseñale el video a alguien y no te olvides de regalar una tarjeta en el día de la madre. 🙂